Una carta

Opiniones

978-84-8191-894-6[1]

Una carta (de lord Phillipp Chandos a Sir Francis Bacon) – seguido de seis respuestas de: José Luis Pardo, Stefan Hertmans, Clément Rosset, Esperanza López Parada, Hugo Mújica y Abraham Gragera

Escritura y realidad, pensamiento y habla, interior y exterior, sujeto y naturaleza, ética y estética, unidad y diversidad, ficción narrativa o confesión, éstas y otras muchas cuestiones de orden filosófico, literario, lingüístico y vital surgen al hilo del análisis y de las respuestas al breve pero, sin duda, rico por sus consecuencias, texto de Hofmannsthal Una carta.

En la línea que ya iniciara con la publicación del conocido relato de Herman Melville Bartleby el escribiente, Pre-Textos ofrece al lector en esta ocasión la famosa carta de Lord Philipp Chandos a Sir Francis Bacon, en versión de José Muñoz Millanes, y la expone asimismo a la intemperie de nuestra contemporaneidad. Para ello, la editorial encargó en su día seis cartas de respuesta a seis escritores, entre ellos filósofos, ensayistas, poetas y narradores, y un ensayo a un arquitecto y artista plástico, para que meditaran en torno a la misiva de Lord Chandos. La introducción del traductor de Una carta y el texto de Claudio Magris “La herrumbre de los signos”, a modo de prólogo, completan el volumen.

Como comprobará el lector, el texto que indujera a Hofmannsthal a abandonar la poesía sigue despertando hoy día un interés y una polémica inagotables.

Hugo von Hofmannsthal nació en Viena el 1 de febrero de 1874, en cuya universidad estudió la carrera de Derecho, y falleció en 1929. A los dieciséis años escribió sus primeras poesías y a los diecisiete su primera pieza corta en verso, Ayer, publicadas con el seudónimo de Loris. Sus poemas de juventud –reflexiones líricas y melancólicas sobre la apariencia y la realidad, sobre la transitoriedad y la eternidad– obtuvieron el aplauso inmediato en Austria y Alemania. Durante los años siguientes escribió piezas cortas en verso, entre las que destacan La muerte de Tiziano (1892) y El loco y la muerte (1893). En 1901, una crisis, que el autor trata de expresar en su Carta de Lord Chandos, hizo que abandonara la poesía, afirmando que el lenguaje a solas resultaba insuficiente como medio de expresión. A partir de entonces se dedicó a adaptar numerosas obras de dramaturgos. Su pieza Todo el mundo (1911), basada en la obra drámatica inglesa Everyman, se viene representando anualmente en el Festival de Salzburgo (que ayudó a fundar junto con el director teatral Max Reinhardt) desde 1920. Richard Strauss adaptó para la ópera la Electra (1903) de Hofmannsthal, que se representó en 1909. Posteriormente, Hofmannsthal escribió cinco libretos para el mismo compositor, del que fue un gran colaborador, entre los cuales El caballero de la rosa y Ariadna en Naxos (1912) están considerados como obras maestras. De sus escritos –a caballo entre dos épocas–, se desprende que Hofmannsthal fue, sin duda, un lúcido testigo del final de una cultura.

Información

  • Casa natal de Hugo Von Hofmannsthal
Salesianergasse 12, 1030 Wien, Austria
48.1984996,16.380898000000002
https://www.pre-textos.com/escaparate/product_info.php?products_id=1085

Deja un comentario

Todavía sin opiniones.